Noticia

La Escuela de Salamanca y América: una perspectiva de futuro

11 de junio de 2019

  El lunes 10 de junio, en la Facultad San Esteban de Salamanca, se inauguró el curso de estudios teológicos en colaboración con CIDALC (Conferencia Interprovincial de los Dominicos de América Latina y El Caribe), con la presencia de frailes dominicos de distintos países de América Latina.

  El primer acto de la mañana fue la misa del Espíritu Santo, donde el prior provincial de Hispania, Fr. Jesús Díaz Sariego, animó a estudiantes y profesores a ser dóciles a la llamada del Espíritu, recordando cómo Pentecostés es el inicio de la misión de la Iglesia, del anuncio de la Buena Nueva, enlazándolo directamente con la tradición dominicana a la hora de elaborar una teología viva, actual, con sensibilidad a los retos del mundo.

  Tras la eucaristía se realizó el acto académico propiamente tal, con las intervenciones del prior del conventoFr. Ricardo de Luis y del presidente de la Facultad, Fr. Javier Carballo. Ambos agradecieron la presencia de los estudiantes y profesores que hacen posible esta magnífica oportunidad para profundizar en la vocación dominicana, animando a que todos se enriquezcan desde la convivencia y el estudio, en el marco de las grandes posibilidades intelectuales y culturales que brinda San Esteban.

  La conferencia inaugural estuvo a cargo del socio para América Latina y el Caribe, Fr. Luis Javier Rubio, -gran impulsor de este proyecto- quien habló de la estrecha relación entre la Escuela de Salamanca e Hispanoamérica. En su intervención destacó cómo los teólogos salmantinos estuvieron atentos a los cambios y problemáticas que se producían con el descubrimiento del Nuevo Mundo, aportando nuevas luces y perspectivas para dar respuestas a la novedad que todo lo anterior suponía. Su conferencia fue interdisciplinar, pasando por la teología, la historia, la economía y la política actual de este joven continente. Si la teología dominicana quiere seguir teniendo relevancia, tanto en América como en la Iglesia, debe seguir en contacto con las problemáticas sociales y culturales diversas para iluminarlas desde el Evangelio.

San Esteban Comunicación