Gumiel de Izán

En Gumiel de Izán vivió Santo Domingo, aproximadamente, entre los siete y los catorce años, bajo la tutoría de sutío Gonzalo de Aza, sacerdote arcipreste de esa parroquia. La presencia allí de Domingo nos hace suponer la existencia de una escuela parroquial destinada a propiciar una cultura elemental a hijos de familias importantes y, sobre todo, a preparar a los niños en el camino de estudios eclesiásticos

Gumiel de Izán está a 20 km de Caleruega, por tanto, muy cercano al hogar de sus padres, y a 68 km de Burgos. Tiene esta villa solera, historia y arte. El rey Alfonso X el Sabio la declaró “Villa real” en 1326. El casco urbano conserva algunos paños de la muralla y puertas de entrada. La plaza mayor se cubre con los tradicionales soportales de postes de madera; las casas son de piedra, ladrillo y terral, algunas con escudos heráldicos. Hoy tiene pequeña industria y comercios, además de la consabida agricultura de la zona.

Entre sus monumentos debe visitarse la Iglesia Parroquial construida entre los siglos XIV al XVII, con una torre del siglo XV y la gran portada renacentista barroca del siglo XVII. La joya de esta iglesia es su retablo mayor, gótico policromado, realizado entre 1493 y 1515, y recientemente restaurado. Tiene alrededor numerosas capillas, entre ellas una a dedicada a Santo Domingo y otra a la Virgen del Rosario. En la sacristía hay una curiosa imagen de Santo Domingo vestido de canónigo. El Museo Parroquial tiene restos del desaparecido Monasterio de San Pedro, ligado a la familia de Santo Domingo.

En uno de los edificios de la Plaza Mayor es en el que, según la tradición, vivió Santo Domingo con su tío Don Gonzalo. Está señalado en la fachada con un pequeño mosaico.