El "verdadero rostro"

En 1935, con ocasión del VII Centenario de su Canonización, el relicario de Santo Domingo fue trasladado de Bolonia a Roma para presidir los actos religiosos, del 29 de mayo al 3 de junio.

El 3 de septiembre de 1939 Francia e Inglaterra declaran la guerra a Alemania. Ésta, a su vez, firma un pacto con Italia. Rápidamente se extiende la guerra por toda Europa y por el resto del mundo. Es la 20 Guerra Mundial, que durará hasta 1945.

El 3 de mayo de 1943, ante los bombardeos que sufre Italia, en Bolonia, para prevenir posibles desastres bélicos, se extrajeron las reliquias de N. P. Santo Domingo de su sepulcro y se procedió, a su vez, al desmontaje del Arca-sarcófago.

Con tal motivo, la antigua caja de ciprés que contenía sus restos fue sometida a un examen radiológico por profesores de la Universidad de Bolonia, sin ser abierta.

Se realizó una reconstrucción del "verdadero rostro" de Santo Domingo, según los datos obtenidos del estudio del cráneo. El escultor Carlo Pini, basándose en esos datos, realizó su busto en mármol blanco, que se encuentra en la Capilla, junto a su sepulcro.

El 15 de septiembre de 1946, bajo la presidencia del cardenal Nasalli Rocca di Cornegliano, Legado Pontificio, y con ocasión del Capítulo General de Bolonia, las sagradas reliquias de Santo Domingo fueron, de nuevo depositadas en el Arca-sepulcro reconstruido.

Con ocasión del Capítulo General de Bolonia de 1998 se restaura el relicario de Santo Domingo.