Noticia

El arzobispo de Sevilla bendice la restauración de la Capilla del Rosario de Triana

19 de octubre de 2021

  En la tarde del domingo 10 de octubre, con la bendición del arzobispo de Sevilla, don José Ángel Saiz Meneses y la amplia iglesia de San Jacinto de Triana llena de fieles, se celebró una eucaristía al atardecer. En ella se dio gracias por la vuelta de la Capilla del Rosario al esplendor de sus orígenes del siglo XVIII.

  Durante cerca de 300 años, y para toda Sevilla, ha sido un foco radiante de devoción mariana. Apenas regresados los dominicos —tras la exclaustración del siglo XIX— a la iglesia que tiene por titulares a «Nuestra Señora de la Candelaria y San Jacinto» consiguieron del maestro de la Orden, beato Jacinto Mª Cormier, la oportuna restauración de la cofradía de Nuestra Señora del Rosario. Ejecutó el decreto fray Félix López, vicario de la comunidad, el 7 de febrero de 1909 y estableció como altar el fijo que se mantiene hasta el presente.

  En este espacio, a los pies de María, una multitud innumerable de devotos contempló y contempla la fidelidad y colaboración de la Madre de Jesús al proyecto de su Hijo para salvar a la humanidad. Entre los cofrades y demás fieles se mezcló, por largo tiempo, un piadoso fraile que será beatificado, esperamos, dentro de unos meses. Su nombre es: Natalio Camazón Junquera, natural de Castromocho (Palencia), mártir de la fe en Almagro (Ciudad Real), en la noche de la Vigilia de la Asunción de María en Cuerpo y alma a los cielos, 14-15 de agosto de 1936.

Fr. Vito T. Gómez, O.P.

capilla rosario triana sevilla