Noticia

"El proceso de envejecer: una mirada integral": Conversaciones de San Esteban

19 de noviembre de 2020
  El martes 17 de noviembre tuvo lugar la segunda conferencia, dentro del ciclo, XLIX Conversaciones de San Esteban, a cargo de D. Miguel Ángel Millán Asín, director técnico de la Fundación San Camilo, con el título: "El debate sobre el cuidado de los mayores".
 
  El tema, como todos los del ciclo, es de gran actualidad; como muy bien señaló el ponente: vivimos en sociedades donde la pirámide de población mayor es cada vez más grande, y demanda constantemente de más medios económicos y sanitarios que plantean un desafío al Estado Social, pero también, requieren, y ahí estuvo la novedad para muchos, de atención en la afectividad y espiritualidad de las personas mayores para que puedan vivir íntegramente esta etapa de la vida. La conferencia, muy clara y didáctica, fue mostrando la evolución que a nivel de política social se han ido implementado, destacando Ley Gerontológica y la Ley de Dependencia, entre otras, todas ellas intentado establecer medios reales para que este colectivo tenga el lugar que socialmente se merece. Las imágenes y noticias del Covid 19 y de cómo la primera ola de la pandemia afectó mayoritariamente a este colectivo, inclusive en sus mismas residencias, debe hacernos reflexionar como sociedad si las políticas sociales se han quedado escasas o no se han implementado del todo.
 
  La visión que Millán propuso del envejecimiento como un proceso "holístico", integral, en sus cuatro fases: biológica, psicológica, social y espiritual,dentro de una mirada cristiana, propia de una Fundación con esta identidad, vuelve a recordarnos que el "cuidado de los mayores" no es sólo cuestión de mejores edificios o de espacios físicos perfectamente equipados, sino también de ver principalmente a los mayores en su propia subjetividad y dignidad, los cuales necesitan, también, de un acompañamiento afectivo y espiritual, "invirtiendo" tiempo en estar con ellos y escucharles, para que  puedan sobrellevar mejor la experiencia de soledad-y a veces de incomprensión- que conlleva, necesariamente, esta etapa de la vida.
 
San Esteban Comunicación