Noticia

Fr. Xabier Gómez: «No más "sálvese quien pueda", trabajemos juntos desde lo que nos sea propio hacia un "nosotros" cada vez más grande»

21 de septiembre de 2021

  El departamento de Migraciones, dentro de la Subcomisión Episcopal para las Migraciones y la Movilidad humana, presenta los materiales para la Jornada mundial del migrante y del refugiado 2021.

  «Hacia un <nosotros> cada vez más grande» es el lema con el que se celebra esta Jornada el 26 de septiembre. Y el objetivo, tomar conciencia de la situación del mundo en el que vivimos ante el desafío de las migraciones y las oportunidades que nos ofrecen de cara al futuro.

  Participan en esta presentación el obispo auxiliar de Madrid y obispo responsable de Migraciones, Mons. José Cobo; el director del departamento de Migraciones, Fr. Xabier Gómez, O.P.; y Milagros Tobías, venezolana, que trabaja actualmente en la parroquia Nuestra Señora del Camino (Madrid).

  El fraile dominico ha explicado que “la Iglesia, escuchando la voz de los Papas, lleva más de 100 años señalando la movilidad humana en búsqueda de dignidad y de desarrollo como uno de los desafíos principales a los que se enfrenta la humanidad donde se decide si estamos respondiendo, precisamente, con humanidad”.

¿Cuál es el mensaje de los obispos?

  Centrándose en el tema de la Jornada, los obispos de esta Subcomisión, que está integrada en la Comisión Episcopal para la Pastoral social y Promoción humana, explican que «para responder en clave de <nosotros> se nos llama a poner todo el esfuerzo en constituir, con todos, un sistema que normalice la migración legal y segura a largo plazo, y que se base plenamente en unaética apoyada en los derechos humanos, en el horizonte de fraternidad universal y en el derecho internacional».

  «Esto -puntualizan- nos abre a la tarea de ayudar a recrear el modelo de ciudadanía que propicie una cultura de la integración que, además, aprenda a globalizar la responsabilidad de vivir juntos en esta casa común».En esta línea, señalan como ejemplo las propuestas del papa Francisco en el capítulo que dedica a «la mejor política» dentro de la encíclica Fratelli tutti.

  «Es hora de incorporar el grito de tantos y de acoger las huellas ya marcadas», afirman los obispos; además agradecen «todo el camino emprendido en este tiempo por quienes hacen de puentes de esperanza para tantos desde sus comunidades».

Crisis migratorias en pandemia

  Pero un año complicado por la pandemia, los obispos también quieren hacer presente en su mensaje las dramáticas crisis migratorias, tanto en las fronteras de Canarias como en Ceuta y Melilla. «Las personas vulnerables en movimiento -recuerdan- siguen llamando a nuestras fronteras.Con ellas sentimos que estamos juntos en un mundo plagado de catástrofes, de guerras y consecuencias del cambio climático que siguen obligando a muchos a salir de su tierra».

  También muestran su preocupación y rezan «por el dolor de quienes, a poco de llegar, intentan abrirse paso en nuestra sociedad y que, en poco tiempo, ha agrandado sustancialmente su desigualdad».

  En este tiempo, «hemos aprendido a constatar que todos estamos interconectados, que compartimos destino y viaje. Sabemos que estamos en el mismo barco en medio de muchas tormentas, donde o permanecemos juntos, o perecemos juntos», añaden los obispos.

  “La Iglesia, escuchando la voz de los Papas, lleva más de 100 años señalando la movilidad humana en búsqueda de dignidad y de desarrollo como uno de los desafíos principales a los que se enfrenta la humanidad donde se decide si estamos respondiendo, precisamente, con humanidad”.