Evangelio del día
Vigésima semana del Tiempo Ordinario - Año Impar

Del día 20 al 26 de Agosto de 2017

Mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas

Introducción a la semana

El libro de los Jueces cuenta la historia de Israel desde la llegada a la tierra prometida hasta el comienzo de la monarquía, un tiempo revuelto en que los israelitas se mezclan con los pueblos ocupados y adoptan sus dioses. Los “jueces” son líderes carismáticos, que no sólo juzgan, sino que gobiernan durante una época en que apenas hay instituciones civiles. Su misión es reprochar al pueblo sus constantes infidelidades (sobre todo la idolatría) frente a la fidelidad de Dios y procurar que se enmiende para obtener de nuevo el favor de Dios.

Algunos actos de estos jueces manifiestan, por su crueldad, que todavía estamos en tiempos bárbaros, muy lejos del espíritu del Evangelio, aunque, por otra parte, sean reflejo de la seriedad con que se trata de cumplir los compromisos adquiridos ante Dios. Es importante apreciar su valor, pese a todo, situándolos en su contexto histórico. También se ridiculiza a la monarquía, que todavía Israel no ha inaugurado en su propio suelo: es un timbre de gloria depender sólo de Dios, sin intermediarios institucionales. Al final de la semana, el libro de Rut exalta los valores familiares y la bendición de Dios sobre los que le son fieles (en este caso, las mujeres principalmente).

Nuevamente leemos una serie de parábolas de Jesús, que subrayan aspectos de su predicación sobre el reino: el riesgo que corren los que lo rechazan, el peligro de las riquezas, la hipocresía de los que contradicen con su conducta lo que enseñan de palabra, la generosidad desconcertante de Dios y la radicalidad que supone el mandamiento de amarlo con todo el ser, amando a la vez consecuentemente al prójimo.

 Archivo Evangelio del día

Archivo Evangelio del día

Días de la semana

Dom
20
Ago

XX Domingo del tiempo ordinario Ciclo A

“Mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas”
Noviciado de la Provincia de Hispania 2017

Introducción Lecturas Comentario bíblico Pautas para la homilía Infantil

Todos tenemos debilidades al igual que la huella de Dios en nuestras entrañas. Él es infinitamente más grande que nuestras clasificaciones, su amor trasciende nuestros méritos y nuestros pecados.

Lun
21
Ago

San Pío X

"¿Qué hacer para obtener la vida eterna?"
Fray Hermelindo Fernández Rodríguez

La fe es a la vez gracia de Dios y esfuerzo del hombre. Este es el trabajo que Dios quiere: que creamos en su enviado. Tener fe en Jesús, entendido como un trabajo, como una tarea a realizar

Mar
22
Ago

Santa María Reina

"¿Dónde está tu corazón?"
Fray Manuel Santos Sánchez

El cristiano, el seguidor de Jesús, es el que ha puesto su corazón en Jesús, en la amistad de Jesús, en vivir como Jesús vivió, porque sabe y experimenta que Jesús le da mucho más que las riquezas, le da sentido, ilusión, amor, perdón, la alegría de vivir en esta tierra y la plenitud de la felicidad más allá de la muerte

Mié
23
Ago

Santa Rosa de Lima

"¿Vas a envidiarme porque soy bueno?"
Fr. Jesús Duque O.P.

La hermosa libertad con la que actúa Jesús nos habla del amor y libertad con la que Dios actúa con nosotros que tiene capacidad de trastocar el orden que establecemos sin excepción; por eso, el amor y la libertad que nos trasmite el evangelio posibilita que los últimos sean los primeros y los primeros los últimos

Jue
24
Ago

San Bartolomé

"Hemos encontrado al Mesías"
D. Carlos José Romero Mensaque, O.P.

Jesús es el Viviente que nos sale al paso, adivina nuestros más recónditos secretos, nos valora y nos invita a conocerlo de verdad, a descubrir “cosas mayores”, las que sobrepasan toda rutina, las que nos ayudan a ser y vivir su misma Vida

Vie
25
Ago

"Donde tú vayas, yo iré…y tu Dios será mi Dios"
MM. Dominicas

Amar a Dios no es simplemente algo muy importante sino lo único importante en nuestra vida. Fuimos creados para amar y sin amor la vida del ser humano queda vacía

Sáb
26
Ago

Santa Teresa de Jesús Jornet e Ibars

"Bendito sea el Señor, que no te ha dejado sin protección"
Hna. Águeda Mariño Rico O.P.

Dios sólo quiere nuestro bien, pero un bien para todos sus hijos, no sólo para unos pocos privilegiados. Lo que nos pide es que lo comprendamos y lo vivamos así. Ahí germina el Reino.