Noticia

“Contemplar y dar lo contemplado”, encuentro de Cuaresma organizado por las Fraternidades Laicales de la Orden de Predicadores en Madrid

11 de marzo de 2019

  El sábado 9 de marzo una treintena de personas se reunía en la basílica de Nuestra Señora de Atocha para participar en el Encuentro Cuaresmal Contemplar y dar lo contemplado organizado por las Fraternidades Laicales de la Orden de Predicadores (dominicos) de Madrid.

  Un momento celebrativo, de oración, convivencia y reflexión privilegiado para profundizar en el tiempo cuaresmal en el que acabamos de entrar.

  El Encuentro comenzó con la oración de laudes, seguido de una ligera pausa-café de convivencia y saludos entre los asistentes, muchos de ellos miembros de diversas fraternidades laicales de dominicos, así como fieles de la parroquia de Nuestra Señora de Atocha, y otros diversos asistentes que han deseado participar en este Encuentro, abierto a todas las personas.

  La meditación cuaresmal fue llevada por fray Juan José de León Lastra, O.P., con el título "Elementos constantes y actuales de la espiritualidad dominicana".

  A lo largo de la exposición, el ponente, de muy variada y extensa dedicación a la predicación, entre otras actividades como docente de Filosofía, Religión, y de Teología en numerosas materias en multitud de centros teológicos de España y de Hispanoamérica, así como director en centros educativos, prior conventual, prior provincial, o asistente del Maestro de la Orden de Predicadores, desgranó con amplitud y muy profundo conocimiento y finura la espiritualidad dominicana, sus elementos constantes y actuales.

La espiritualidad define a la persona

  Como dijo fray Juan José, "la espiritualidad define a la persona, porque somos nuestra vida interior. Es el reflejo de su interior, donde está la verdad del ser personal. La espiritualidad dominicana identifica al dominico. Una espiritualidad con fuentes sólidas, y sin embargo con una historia que la van matizando para reinterpretarla mejor y saber vivir los momentos que toca vivir".

  El ponente marcó con claridad las diferencias de la espiritualidad de los dominicos con un mundo actual que en ocasiones se pierde en la caducidad de las modas, ante el que mostró la luminosidad de una Orden religiosa, los dominicos, anclada en lo fundamental, lo permanente. Remarcó la identificación de su fundador como "hombre evangélico" y la prioridad de la gracia, aspecto nuclear en la predicación dominicana. También remarcó fray Juan José la importancia del estudio, donde la Orden tiene también la misión de enseñar al mundo el sentido místico del estudio como amor al estudio por amor a la verdad. Una espiritualidad dominicana de gran riqueza y actualidad donde la comunión es una exigencia siempre presente y tan necesaria, y donde la amistad dominicana es tan imprescindible para mostrar la Iglesia como hogar y escuela de comunión.

lastra encuentro cuaresma laicosFray Juan José de León Lastra, O.P.