Noticia

Anuncio del Año Jubilar Vicentino

6 de abril de 2018

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, animó a las diócesis de Valencia, Segorbe-Castellón y Orihuela-Alicante, que celebrarán el Año Jubilar Vicentino, a ser “constructoras de paz, concordia y unidad, como lo fue San Vicente Ferrer”, durante el acto de Anuncio del Año Santo que presidió ayer en la Catedral.

En su intervención el Cardenal pidió que este Año Santo Vicentino “nos lleve a ser diócesis evangelizadoras, con una nueva evangelización para hacer una sociedad nueva en estas tres diócesis, en España y en Europa, y que San Vicente nos conceda vivir el espíritu de santidad que él vivió conforme a las bienaventuranzas”.

En el Anuncio del Año Santo convocado en las diócesis valencianas con motivo del sexto centenario de la muerte del patrón de la Comunitat Valenciana, el Arzobispo de Valencia estuvo acompañado por los obispos de Orihuela-Alicante y Segorbe-Castellón, monseñores Jesús Murgui y Casimiro López. 

Se encontraban también presentes autoridades civiles, militares y académicas.

En el acto de la Catedral también participaron un buen número de dominicos y dominicas entre los que estaban el representante del Padre Provincial, fray José Luís Ruíz, y a su lado el Vicario Episcopal para la Vida Consagrada, el dominico fray Martín Gelabert.  Junto a ellos estaban los miembros del comité organizador de los actos del jubileo, entre ellos los dominicos fray Alfonso Esponera y fray Vicente Botella.

También asistieron, con sitio reservado, otros frailes dominicos, entre ellos prácticamente todos los estudiantes. Había frailes de todas las comunidades de Valencia y de Torrent, empezando por los tres Priores del Convento de Santo Domingo de Torrent, del Real Convento de Predicadores, del Convento de San Vicente Ferrer, y el Superior de la Casa Natalicia. Y detrás una representación del Monjas dominicas del Monasterio Federal de la Inmaculada de Torrent, encabezadas por la Madre Federal, Sor María Teresa Gil, y la Madre Prior, Sor Pilar Marco.

Lección inaugural

El acto contó con la Lección inaugural titulada “San Vicente Ferrer, hombre de su tiempo y de hoy” a cargo del fraile dominico Vito Gómez García, catedrático emérito de la Facultad de Teología de Valencia, quien destacó que “en su alma cristiana y dominicana llevaba nuestro San Vicente Ferrer una llamada a la universalidad”.

“Fue un teólogo y filósofo en sentido pleno, con capacidad para observar, escuchar, admirar, sintonizar, compadecer y luchar por una necesaria renovación”, aseguró el dominico, quien citó como “un desafío para el presente acercar su doctrina a nuestros conciudadanos, así San Vicente continuará predicando en esta Europa y en todo este mundo necesitado, urgentemente, de una nueva evangelización”.

"La Biblia fue su luz y alimento permanente"

Precisamente “para que el acceso a su predicación sea posible” propone el catedrático emérito “poder tener acceso, con la tecnología actual y la digitalización, a todos los sermones ya editados, a los demás escritos vicentinos y al Proceso de canonización de San Vicente” lo que sería “un fruto logrado del VI Centenario que hoy se abre”.

También recordó Vito Gómez, Promotor de las Causas de Canonización de la Provincia Hispania de la Orden de Predicadores, que San Vicente murió en la ciudad francesa de Vannes pero “aquí en Valencia tenía puesta, entonces y siempre, su mente y corazón”.

“La Biblia fue su luz y alimento permanente”, subrayó el dominico, que explicó que “las gentes lo veneraron, en vida, en la muerte y tras la muerte, como santo en grado máximo” y“el acercamiento que procuró impulsar hacia Cristo estuvo acompañado por una lucha en favor de la unidad, de la paz y de la justicia”.

Por último, en el Anuncio del Año Santo Vicentino intervino la Coral Catedralicia de Valencia y Ensemble Laetentur, bajo la dirección de Luis Garrido, que interpretaron obras de Juan Bautista Comes, Joseph Pradas, Asins Arbó y Emamnuelle d´Astorga.

Fuente: Archidiócesis de Valencia