El estudio es parte de nuestro peregrinar hacia la contemplación de Aquel en quien encontraremos la felicidad plena
Cap. Bogotá n. 100
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!