El miedo y la falta de fe siempre andan juntos
Felicísimo Martínez
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!