Hay dos modos de guardar la palabra de Dios: reteniendo en la memoria cuanto hemos oído o haciendo patente con las obras cuanto hemos escuchado
Fr. Jordán de Sajonia
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!