Es a las culturas nacidas lejos del evangelio, a los lugares en que el nombre de Dios no suena, donde somos enviados de manera especial
Fr. Vincent de Couesnongle

Archivo del Monasterio de Santo Domingo el Real (Toledo)

Nuestro deseo es de transmitiros un mensaje de supervivencia desde los polvorientos papeles de un archivo, en concreto el de Santo Domingo el Real de Toledo.

La palabra archivo suena a algunos a legajos, papeles muertos envueltos en una pátina de suciedad. Pero un archivo habla de historia viva, ya pasada eso sí, pero la historia de las personas que han vivido a su sombra o han dependido de él.

Todo archivo contiene semblanzas de personajes que vivieron hace varios siglos. Leyendo sus documentos, estos seres cobran vida y entran otra vez en nuestra historia contándonos episodios ya pasados.

Así, la historia de este monasterio, que es en buena medida, la de nuestra ciudad, ha visto nueva luz y nuevos campos hasta ahora desconocidos gracias a la documentación inédita que guardaba en sus arcas y estantes.

Para comprender este archivo de Santo Domingo el Real de Toledo, hay que conocer el monasterio, dónde está ubicado, sus personajes, su historia.

 

1393-03-10 Compra de unas casas lindantes con el convento por sor Urraca Téllez. Doc. 72El archivo actual del monasterio se encuentra en dos dependencias distintas. Hasta hace unos años la documentación se encontraba guardada en las arcas de nogal que había en el archivo y en una alacena adyacente al mismo.

Al hacer la catalogación de los documentos metiéndolos en cajas, materialmente no cabían en el archivo, por lo que se decidió añadir otra habitación para este fin. La que más condiciones reunía era LA PESCADERÍA, la  antigua dependencia donde se guardaba el pescado que se compraba para la comunidad y que era a veces en grandes cantidades.

Ahora, todos los documentos sueltos están en “La Pescadería”, y los libros manuscritos e impresos en el antiguo archivo, donde está el ordenador para la consulta de los documentos en la base de datos y en el programa de digitalización, que comprende todos los documentos hasta ahora catalogados.

De algunos documentos hay varias copias, e incluso  poseemos los borradores. Se pretendía que si alguno de estos documentos se perdía o se destruía, quedaran otros para poder reafirmar sus derechos sobre propiedades, censos o privilegios.

Resulta graciosa la inscripción que tienen algunos de los pergaminos: “No sirve, pero como no come pan, guárdese para noticia. Uno de los documentos con este letrero es la cesión por parte de Santo Domingo el Real de “un solar o pedazo de plaza para que puedan hacer claustra las monjas de Santa Clara” Fue una petición que les hizo la reina Catalina de Lancaster y a la que las dominicas no pudieron negarse. La reina les rogaba que se llevaran bien con estas monjas y que ella correría con los gastos[1].

Otros documentos corrieron peor suerte y fueron a remendar el órgano. Varios se utilizaron de pastas para otros libros,  habiéndose rescatado alguno de estos como por ejemplo un privilegio de Juan II de inicios del siglo XV.

La comunidad sostuvo varios pleitos con el Cabildo de la catedral por el cobro de diezmos. Entre ellos, en 1638 se ganó uno, como se leía en la sentencia judicial.

Otro se inició en 1703 sobre el pago de diezmos de las propiedades directas del convento, como Daramazán, Perovéquez, etc. Duró más de 30 años y se llegó a una concordia con el cabildo, por lo que sólo se pagaba medio diezmo.

1448-08-31 Privilegio de Juan II a María Álvarez de Ayala. Sello pendiente. Doc. 1234En 1827 se ganó una ejecutoria a favor del Monasterio y contra el Cabildo sobre las Tercias de Montalbán y que la catedral quería que se suprimiera.

Otra  ejecutoria a favor de las monjas era sobre La Tabladilla, la dote que Gil de Sigüenza, criado del canónigo tesorero de la catedral, dejó a sus hijas, Ana, Luisa e Isabel que entraron en el monasterio siendo niñas pero con la intención de ser de monjas de coro en dicho convento. Prometió dar para su sustento y alimentos la heredad Tabladilla, que poseía en el pago de Azuqueca, pero  el Cabildo la reclamaba para sí.

 

LIBROS

Los libros impresos anteriores a 1900 que se encuentran en nuestro archivo son 698, incluido el Incunable que hemos citado.

·        Los libros manuscritos son 119, digitalizados en su totalidad. Son en general libros de administración tanto del monasterio como de las dehesas y propiedades del mismo.

·        Hay varios Becerros, siendo el más importante el de 1507.

·        Otros libros son de procuración, sacristía, de profesiones y defunciones, testamentos, ejecutorias, etc.

·        Es curioso el completísimo reglamento decretado por Carlos III de 1775 en el que el rey a través de su Consejo formula los gastos, raciones, salarios y otras providencias para la iglesia y sacristía del convento[2]. Este reglamento nos proporciona una curiosa información sobre los modos de vida de esta época. Así podemos deducir que la comunidad tenía como ración 30 panes diarios. También se reseña las raciones de carne, tocino salado, garbanzos, huevos, postres, verduras y otros alimentos, lo cual nos sugiere la dieta alimenticia que tenían las religiosas.

 

DOCUMENTACIÓN

·        En la Base de Datos hay cerca de tres mil documentos.

·        615 están en el Archivo Histórico Nacional, de los cuales 564 son pergaminos y 36 son legajos.

·        1 en el Instituto Valencia de don Juan, el testamento de Diego de Ribera, que pide enterrarse junto a sus padres en la iglesia del monasterio.

·        1 en el Museo Británico de Londres, el testamento de Vasco Ramírez de Ribera, obispo de Coria, con su inventario de bienes. Fue presidente del Consejo de los Reyes Católicos, Inquisidor mayor. El testamento se hizo en Toledo, 3 de enero de 1489 y mandó que le enterraran en la iglesia de Santo Domingo el Real de Toledo.

·        Y 2 en la Academia de la Historia, uno de ellos el testamento de Mencía de Ayala.

·        El resto de la documentación corresponde al fondo del monasterio, de los cuales 272 son pergaminos.

Hay una gran variedad en la documentación que va desde la correspondencia por diversos motivos hasta los privilegios, cartas de censo y tributo, compra-ventas, monitorios apostólicos, etc. Como ejemplo vamos a ver la correspondencia entre los monarcas, sobre todo en el primer cuarto del siglo XV.

 

CARTAS DE MONARCAS

·        Cartas de Enrique III y doña Catalina de Lancaster, su mujer.

1405-03-13 c. Carta de Enrique III a Teresa de Ayala y su hija doña María de Castilla. Doc. 106

·        Fernando I de Antequera y su esposa, doña Leonor  Urraca de Castilla. (Hijo de Juan I y de la reina Leonor de Aragón, fue rey de Aragón por el compromiso de Caspe 1412) (La batalla contra los musulmanes de Antequera en 1410, en la que debió llevar el Cristo de Antequera y que según la tradición regaló al monasterio. Esta imagen está en la actualidad en el coro)

1417-08-14 Carta de la reina Leonor Urraca de Castilla a Teresa de Ayala. Doc. 156

·        Juan II y doña María de Aragón, su primera mujer.

·        Doña María de Castilla, esposa de Alfonso V el Magnánimo, rey de Aragón, Cataluña y Sicilia. (era hija de Enrique III y Catalina de Lancaster)

 

OTROS

·        Se mencionan a lo largo de los documentos muchos personajes relacionados con la ciudad, entre los que quiero destacar a Gracilaso de la Vega[3].

·        Varios privilegios concedidos por la emperatriz Isabel y confirmados por su esposo, Carlos I y su hijo Felipe II.

·        En un documento relativo al trueque de unas casas hay una inscripción que dice: “En esta casa vivió Cerbantes”

·        Es gracioso un Monitorio apostólico dirigido a Pedro de Vergara emplazándole ante el tribunal eclesiástico, pues entró en la casa de Diego Ramírez y so color de que no estaba barrida la calle, le quitó un caldero de cobre que tenía en su casa y no se lo quiso restituir, ya que estaba barriendo la tal calle y no era domingo, que es cuando se barre por costumbre[4]...

·        Hay un lote de documentos (entre ellos el citado anteriormente) que debieron venir al monasterio a la muerte de Gil de Sigüenza, criado del canónigo tesorero de la catedral, Martín Zapata. Muchos de ellos están relacionados con el pago de diezmos que cobraba el criado en nombre del tesorero para el cabildo de la catedral.

·        Existe una gran cantidad de pleitos, algunos de ellos contra las familias de las mismas monjas, que no pagaban en bastantes casos la dote convenida.

·        El archivo conventual se ha visto incrementado con el fondo documental del monasterio de dominicas de la Madre de Dios, que se cerró en 1993. Está catalogado, pero no informatizado con unos mil documentos en su mayor parte en papel, pero también bastantes bulas papales en pergamino y vitela, destacando por su belleza y originalidad una carta de hermandad miniada entre el convento de jerónimos de Santa María de la Sisla y el de la Madre de Dios, ambos desaparecidos. Entre los libros manuscritos están varios becerros con encuadernación mudéjar y bien conservados.

 

RESTAURACIÓN DE DOCUMENTOS

En varias compañas de restauración de documentos se restauraron un total de 40, estando aún en este proceso varios privilegios de Enrique III y Juan II y un bonito libro con historia: En unas obras en el noviciado apareció un hueco y en él un libro con las hojas de vitela y miniado. Era un breviario de finales del siglo XIV. Estaba bastante deteriorado, pero conservaba el bonito colorido de las miniaturas. En la actualidad está en la escuela de restauración en Madrid estando ya muy avanzada su recuperación.

 

DIGITALIZACION DEL ARCHIVO

1502-09-22 Provisión Real de los Reyes Católicos sobre las Tercias de Ocaña. Doc. 75La digitalización del archivo de nuestro monasterio ha sido un proyecto más ambicioso de lo que al principio se pensó, ya que no solo se digitalizaron los documentos que estaban catalogados, sino también los más de cien libros manuscritos.

Se procedió en primer lugar a la digitalización de los documentos sueltos, unos dos mil, que incluían pergaminos de considerable tamaño, con fechas que oscilan entre el siglo XIII y el siglo XIX.

El hecho de que por casualidad aparecieran una serie de documentos catalogados a última hora y que se nos habían pasado por alto, entre ellos varios libros de cuentas, hizo que nos animáramos con los libros manuscritos, que la mayor parte corresponden a los Gastos y Recibos de las fincas que tenía el monasterio, y pleitos ganados por el mismo.

La digitalización se siguió con un criterio personal, y así no se digitalizaron las páginas en blanco en el caso de los libros y los reversos de la mayor parte de los documentos sueltos, a no ser que tuviera información importante, ya que en la mayor parte de ellos viene el nombre de la persona a quien va dirigido el documento o cierta numeración puesta en el siglo XIX y que no tiene nada que ver con las signaturas actuales. Con esto se pretendía sacar el mayor partido posible al equipo y hacer la mayor cantidad de documentación en el tiempo establecido.

·       El total de digitalizaciones ha sido de 32.610

·        Están distribuidas en 20 CD-ROMs

o      7 CD-ROM contienen los documentos sueltos

o      12 CD-ROMs comprenden libros manuscritos

o      1 CD-ROM con el libro Becerro de 1507, con un total de 891 digitalizaciones este volumen.

 

DOCUMENTOS

Uno de los archivos más importantes de Toledo y hasta cierto punto inédito es el del Monasterio de Santo Domingo el Real de Toledo. A lo largo del siglo XIX y XX ha habido muchas publicaciones sobre este emblemático lugar toledano, pero muchas de ellas con errores difíciles de corregir dada la amplia difusión de estas obras. Ahora presentamos en Internet el catálogo aun sin terminar de los documentos que están en nuestro archivo, así como los que están en el Archivo Histórico Nacional y otros archivos como el del Instituto Valencia de Don Juan, Academia de la Historia, Archivo de la Catedral de Toledo, Museo Británico de Londres, etc.

La labor de catalogación la inició D. Gregorio de Andrés, antiguo bibliotecario del Instituto Valencia de Don Juan. Fue poco a poco trabajando en los documentos que le íbamos enviando en fotocopias y también iba cada día al Archivo Histórico Nacional con el fin de tener toda la documentación del monasterio disponible. Fue un trabajo intenso que no pudo continuar debido a su enfermedad. Catalogó todo lo que había en una de las arcas del archivo y que parecía ser lo más importante, al menos para quien hizo la distribución del archivo a finales del siglo XIX. También hay una alacena contigua al archivo y teníamos la idea que eran papeles menos importantes y casi todos recibos de los siglos XVIII y XIX. Al empezar la catalogación de dicha alacena, volvimos a encontrarnos con  importante documentación alguna de ella de los siglos XIV, XV, XVI y XVIII. Este trabajo lo comenzó Pablo Peñas Serrano y que con el mismo tesón que D. Gregorio de Andrés, gastó muchas horas en el archivo estudiando y viendo como se iban aclarando muchas de las incógnitas que aparecían en la historia del monasterio. Su enfermedad y posterior fallecimiento ha supuesto una pausa en el proceso de catalogación, pero que continuaremos hasta completar el total del material.

En algunos de los libros impresos se citan documentos que no han aparecido al catalogarlos. Algunos de ellos se los debió quedar el Comandante Don Verardo García Rey, Numerario de la Real Academia de la Historia de Toledo.  Entre estos documentos se encuentra el Testamento de Doña Teresa de Ayala, según constaba en una nota que había en uno de los rollos de pergamino, por lo que se deduce que dicho testamento era un pergamino de considerables dimensiones. Hemos hecho algunas gestiones, pero todas ellas infructuosas debido a que no hay ninguna noticia de este señor y que debió morir poco antes de la Guerra Civil Española. Suponemos que su archivo personal pasaría a la familia y quizá ésta lo donara a algún que otro archivo, pero Don Gregorio de Andrés intentó seguirle la pista sin ningún resultado, al menos en lo que se refiere a los archivos consultados por él. Sería interesante poder recuperar dicho documento para el archivo, aunque sea una copia del mismo, dada la importancia de doña Teresa en la historia y vida del monasterio.

Va incluido un documento del Archivo del Monasterio de la Madre de Dios,  el segundo convento de dominicas que se fundó en Toledo y que fue suprimido por falta de personal en diciembre de 1994. Toda la documentación pasó a este monasterio de Santo Domingo el Real. El documento citado, es una carta de hermandad entre los monasterios de Jerónimos de la Sisla y de la Madre de Dios, ambos suprimidos. Es quizá el documento más impresionante de este archivo por su magnífica orla decorada.

Sor María Jesús Galán, op


[1] A.S.D.R. Doc. 322 y 74

[2] A.S.D.R. Legajo nº 3106

[3] A.S.D.R. Doc. 871.

[4] A.S.D.R. Doc. 924



¿Te ha gustado? ¡Compártelo!