Recursos


¿Se flagelaba santo Domingo?

¿Se flagelaba santo Domingo?

En este artículo vamos a demostrar que es razonable pensar que santo Domingo no se flageló, es decir, que su tercer modo de orar no corresponde a un hecho histórico.

En este artículo vamos a demostrar que es razonable pensar que santo Domingo no se flageló, es decir, que su tercer modo de orar no corresponde a un hecho histórico. Por ello, estudiaremos por qué la tradición de la Orden de Predicadores afirma que sí lo hizo. Asimismo, vamos a indagar sobre qué dicen las fuentes más antiguas acerca de cómo era la oración particular de santo Domingo –es decir, la que practicaba por las noches después del rezo de Completas–. Por último, veremos de un modo resumido cómo surgió y se desarrolló la práctica de la disciplina –o flagelación–, qué importancia tuvo en la historia de la espiritualidad cristiana y qué sentido tenía practicarla.

La oración con el cuerpo que practicaba santo Domingo es un elemento muy importante de la espiritualidad cristiana, pues apenas hay nada escrito sobre esta forma de orar. Y es que, por influencia del dualismo platónico, que rechaza lo material, ha habido autores y movimientos cristianos que han puesto bajo sospecha al cuerpo humano. Por ello, los modos de orar de santo Domingo llaman tanto la atención y son tan significativos.

Descargar texto