Tomás de Aquino iluminó su Orden y todo el cuerpo místico de la santa Iglesia, ahuyentando las tinieblas de las herejías
Sta. Catalina de Siena "El Diálogo" c. 158
¿Te ha gustado? ¡Compártelo!